miércoles, 12 de abril de 2017

Tiempo de reencuentros. Torre de Olavarría

Parecía que el calor se había adueñado ya de todo, pero aún queda nieve en las caras nortes asíque había que jugarsela a comprobarlo de por uno mismo.

Tras estar la noche previa decidiendo sobre qué hacer finalmente, qué nos ibamos a encontrar o si se podría hacer o no, al final optamos por seguir con la idea inicial: el corredor NO de la Torre de Olavarría.

Aparcamos en la curvona que hay varios kms a la salida de Santa María de Valdeón en dirección al puerto de Pandetrave, donde comenzamos la actividad.



Como era de esperar, la nieve brilla por su ausencia en esta ladera de la montaña por lo que la aproximación por la Canal de la Chavida hasta el collado de la Chavida se hace muy cómoda y rápida. Una vez en el collado, debido a la nieve y a que se encuentra dura nos ponemos ya los crampones. Aquí arriba ya empieza a apretar el calor, y la ligera costra que hay en la superficie se rompe facilmente para hundir nuestras botas apenas unos centimetros.  Siempre bajo la atenta mirada del Fiero.
 
 
Rodeamos la Torre de Hoyochico por las cercanías del Jou de los Llagus desde donde podemos observar ya la cara norte de la Torre de Olavarría. Aquí vemos que la parte baja no tiene mucha nieve y no sabemos como estará el resto, asique lo mejor es acercarse para verlo.

 
Una vez en el pie de vía, nos equipamos y vamos progresando poco a poco. Parece que la nieve no esta del todo mal. La entrada está algo justa y apenas hay un hilillo entre las rocas pero que engaña, apenas 5cm de nieve y por debajo algo de hielo.


Tras unos metros de rampa de nieve en la que se talla bien los escalones aparece el resalte de hielo, que parece algo justo pero tras clavar los piolets comprobamos que es mejor de lo que parece, !hasta entran varios tornillos de 16cm!



 
A pesar del calor que hacía minutos antes, la espera a la sombra hace que el frío se apodere  poco a poco de los músculos.

Una vez hemos superado todos el resalte, solamente queda ante nosotros una pala de unos 45º de unos 150m que se supera sin dificultad hasta llegar a una pequeña horcada que nos conduce a terreno de roca. Aquí nos volvemos a juntar todos y tras trepadas y destrepes en roca, y viendo las nubes que van tapando el cielo amenazando con descargar encima nuestro, optamos por buscar la bajada.

Descendemos unos metros por roca hasta llegar a la canal de nieve por la que hemos subido y cruzamos la roca hasta una pequeña arista que engaña a la vista, ya que al situarnos en ella, vemos la pala de orientación noreste, por la que descendemos andando y de manera cómoda, llegando nuevamente al Jou de los Llagus.


 

La vuelta al coche lo hacemos desde aquí por el mismo itinerario de en la aproximación: por la canal de la Chavida.

 A pesar de la época del año en que nos encontramos y de los calores de estos días, las condiciones de la canal y del resalte eran inmejorables. Sin duda un buen día de actividad, muy buena compañía y como siempre las magníficas vistas y lugares que nos brindan los Picos de Europa.


Aquí os dejamos un vídeo de la actividad.

martes, 20 de diciembre de 2016

Día de las Montañas por Peñahorada

11 de diciembre. Día Internacional de las Montañas. Burgos, diciembre y escalada en camiseta. Algo falla jajaja No hacen falta más palabras...

Mientras seguimos esperando a que nieve aprovechamos para seguir escalando en roca, lo raro es que en diciembre la temperatura siga siendo agradable para escalar en la provincia de Burgos.

En esta ocasión nos desplazamos a la escuela burgalesa de Peñahora, a sector del diez donde la meteo nos dejó escalar prácticamente todas las vías de esta pared y celebrar así el Día Internacional de las Montañas.










martes, 13 de diciembre de 2016

Esquiando por Formigal

Aprovechando el puente, nos desplazamos hasta la zona de Sallent de Gallego, para esquiar por Formigal, ya que parece que es uno de los pocos sitios que hay algo de nieve.

El primer día, optamos por esquiar un poco por la estación, para recordar como iba eso de las tablas y deslizarse ladera abajo.

Al día siguiente, dudamos si ir a subir o no al Midi d'Ossau, ya que no encontramos mucha información y las condiciones no son muy buenas, asique nos quedamos foqueando por la zona del sector del Portalet, ubiendo una pequeña cima en las cercanías de la Canal Roya, con unas vistas increibles del Anayet.

Los vivacs han sido muy duros y fríos , asique tras regresar al parking damos por finalizado el viaje.

Unas fotillos.










jueves, 8 de diciembre de 2016

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Escalando por la Costa Quebrada


Dan buen tiempo por la costa, así que nos dirigimos a las cercanías de Liencres, a la playa de la Arnía, con la intención de escalar la Aguja de las Gaviotas.

Curiosa formación rocosa entre acantilados y que su base roza el agua del mar. La vía está compuesta por 2 largos de un total de 30m. Existe discrepancia entre las distintas reseñas que encontramos en internet ya que, hay quién dice que el primer largo es de IV y quién dice que es V y, el segundo, según dónde miremos lo veremos desde V+ hasta 6a+. En todo caso, se puede autoproteger sin ningún tipo de problema.

La vía está completamente limpia, a excepción de 2 químicos en la R1 y un bloque laceado por cordinos de todos los tipos, años e historia, junto con sus respectivos maillones, desde los cuales montaremos el rapel para el descenso.

En esta ocasión, tenemos que dar las gracias a Ana, ya que desde el borde de los acantilados, nos estuvo sacando un montón de fotos. ¡¡¡Muchísimas gracias Ana!!!

Aquí os dejamos unas cuantas.

Comenzando a escalar la Aguja.
Escalando el primer largo.

Raúl llegando a la R1.




Luna y Guerri llegando a la R1.
Primer largo de la aguja.
Luna y Guerri los metros antes de la terraza de la R1.
Ana capturandonos con la cámara. Nuestra pedazo fotografa.
Comenzando el segundo largo.
Desde los acantilados.
Disfrutando la fisura que conduce a la cima.

Raúl en la fisura.

Luna superando el paso de la vía bajo la mirada de Guerri.
Terminando las dificultades.
Foto en la cima.
Selfie en la cima.

Y ahora para abajo...
Rapel de descenso.
Día agradable y muy buena temperatura. Después de llegar al suelo y recoger las mochilas, vamos a comer un poco para aprovechar la luz que queda y probar las vías de deportiva en la playa de la Arnía.