jueves, 8 de diciembre de 2016

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Escalando por la Costa Quebrada


Dan buen tiempo por la costa, así que nos dirigimos a las cercanías de Liencres, a la playa de la Arnía, con la intención de escalar la Aguja de las Gaviotas.

Curiosa formación rocosa entre acantilados y que su base roza el agua del mar. La vía está compuesta por 2 largos de un total de 30m. Existe discrepancia entre las distintas reseñas que encontramos en internet ya que, hay quién dice que el primer largo es de IV y quién dice que es V y, el segundo, según dónde miremos lo veremos desde V+ hasta 6a+. En todo caso, se puede autoproteger sin ningún tipo de problema.

La vía está completamente limpia, a excepción de 2 químicos en la R1 y un bloque laceado por cordinos de todos los tipos, años e historia, junto con sus respectivos maillones, desde los cuales montaremos el rapel para el descenso.

En esta ocasión, tenemos que dar las gracias a Ana, ya que desde el borde de los acantilados, nos estuvo sacando un montón de fotos. ¡¡¡Muchísimas gracias Ana!!!

Aquí os dejamos unas cuantas.

Comenzando a escalar la Aguja.
Escalando el primer largo.

Raúl llegando a la R1.




Luna y Guerri llegando a la R1.
Primer largo de la aguja.
Luna y Guerri los metros antes de la terraza de la R1.
Ana capturandonos con la cámara. Nuestra pedazo fotografa.
Comenzando el segundo largo.
Desde los acantilados.
Disfrutando la fisura que conduce a la cima.

Raúl en la fisura.

Luna superando el paso de la vía bajo la mirada de Guerri.
Terminando las dificultades.
Foto en la cima.
Selfie en la cima.

Y ahora para abajo...
Rapel de descenso.
Día agradable y muy buena temperatura. Después de llegar al suelo y recoger las mochilas, vamos a comer un poco para aprovechar la luz que queda y probar las vías de deportiva en la playa de la Arnía.







martes, 6 de diciembre de 2016

Monte las Huelgas

Aprovechamos que las lluvías dan una tregua y subimos para Vidrieros con la intención de crestear un poco por la zona de las Huelgas.

Temperatura ideal para caminar y pequeñas nubes que van y vienen y que dejan disfrutar del paisaje por momentos.

Primeros tramos por pista hasta llegar al chozo que hay en las cercanías del Coruño.
Rubén y Luis por la pista.
Chozo y nuestra compañera de ruta.
Desque aquí seguimos el sendero que sale en dirección al collado, donde se despeja la niebla al llegar arriba y nos deja ver parte del paisaje.
Subiendo por el sendero.
Vistas desde el collado.
Vistas desde el collado.
Desde aquí, entre nieblas y pisando algo de nieve, continuamos hasta la cima del monte las Huelgas.
 

En la cima del monte las Huelgas.
Apenas una foto en la cima debido a la niebla que hay y comenzamos a descender, dirección hacía el Hospital. Guapo cresterio. Ahora toca buscar un sitio por el que regresar al valle sin "pelear" mucho entre las escobas, pero antes había que subirse a algún sitio más...
Obsesión por las agujas...
Dirección al pico Hospital.
Dirección al pico Hospital. Tramo más técnico y expuesto de la ruta.
Antes de volver a casa, aprovechamos para comer donde nuestros amigos de Mesón Albergue Curavacas. Gente maja, amable, buena comida y muy buen trato. 
Mesón Albergue Curavacas (Triollo).
Y aquí un pequeño vídeo de lo que ha sido la ruta. Esperemos que os guste.


lunes, 5 de diciembre de 2016

Vía Ezequiel al Pico la Miel (La Cabrera)

¿Que por el norte no hay nieve y hace mal tiempo? Pues nos bajamos a escalar a La Cabrera.

Tocaba disfrutar, así según estaba el día y la pared algo mojada de la lluvia de los días anteriores y la niebla de por la mañana optamos por hacer la vía Ezequiel al pico la Miel, con la idea de que si ibamos bien de tiempo rapelar la vía para hacer luego alguna otra.
 
 Hay varias cordadas delante nuestro, asique esperamos un poco y empalmar los dos primeros largos.
Fisura por la que comienza la vía.

Gonza en la R1 esperando unos minutos para empalmar el segundo largo.
Como la cordada que va delante nuestro va algo lento y siguen en la R2, Gonza monta la reunión en un bloque unos metros por encima de la terraza.
Guerri llegando a la R.
Inés haciendo los últimos metros antes de llegar a la R.
La primera cordada que hemos visto haciendo la vía, en vez de hacer la cueva suben un poco más a la derecha por una fisura que hay en la placa y que tiene muy buena pinta. Luego, mirando croquis descubrimos que la fisura es de V grado. La vemos y nos llama mucho la antención y, no sabemos si la cueva va a estar mojada o no. Al final, optamos por subir por la cueva ya que les habiamos hablado de ella a Guerri e Inés.
Inicio de la cueva-chimenea.
Comienza el "roce".
Gonza comenzando la cueva.

Guerri saliendo por el último estrechamiento que da a la reu.
Tiempo para reponer energías.
Montamos la reu en un bloque para evitar tener que ir a los parabolts que hay en la pared y no tener que alargar cintas para evitar el roce de las cuerdas entre los bloques que hay en el interior de la cueva. Desde aquí, tras volvermelo a jugar a suertes con Gonza, me toca escalar el siguiente largo, posiblemente el mejor de la vía y el cuál queremos hacer los dos.

Comienza a la izquerda de la cueva, superando algún que otro bloque para continuar por una fisura que se puede proteger sin problemas. Hay un momento, tras unos 8m, que la fisura se estrecha un poco y tiene algo de musgo dentro asique, al esar la roca húmeda, opto por salir a la izquierda al murto de setas, que será IV+ y donde se disfruta un montón. 

Saliendo de la cueva.
Fisura inicial.
Gonza en mitad de la fisura.

Guerri comezando la fisura y Gonza, más arriba saliendo al muro de setas.
Al terminar el muro de setas, se llega a una pequeña terraza desde la cuál comienza otro diedro algo más tumbado y que, tras unos 10-12m nos conduce a la R4.
Mirada hacia la reunión.
Guerri llegando a la reu.
El último largo, es sencillito, y va por una especie de canal en el que hay que ir superando un par de resaltes rocosos, facilitos y con buenas presas. Desde aquí se puede montar una reunión en los bloques que hay y tras superar un par de bloques grandes o un poco más abajo por las planchas de roca (que hoy estaban mojadas) llegaremos en un par de minutos a la cima.

Cambiando el material para el último largo.
Último largo que da acceso a las cercanías de la cima.
Foto en la cima del pico la Miel.