miércoles, 22 de noviembre de 2017

Análisis técnico Scarpa Proton



ANÁLISIS TÉCNICO SCARPA PROTON

INTRODUCCIÓN

La marca italiana muy conocida en el mundo del alpinismo, de la escalada y del esquí, siendo una de las mejores marcas y con mejores prestaciones a la hora de realizar calzado para estos tipos de actividades, ha ido en los últimos años introduciéndose en el mundo del Trail con varios modelos que poco a poco van haciéndose hueco en esta disciplina.  

Con la Scarpa Proton nos presentan unas zapatillas diseñadas principalmente para correr distancias largas por todo tipo de terrenos y para atletas de peso medio y medio-alto, proporcionándonos seguridad, estabilidad y muchos kilómetros por delante. 



PRIMERAS IMPRESIONES

A simple vista vemos una zapatilla todoterreno, robusta, resistente, dura y que va a aguantar todos los kilómetros y terrenos por las que las llevemos. Vista de perfil parece tener unos tacos laterales muy agresivos, pero sin embargo al fijarnos en la suela vemos que los tacos no son muy pronunciados ni muy marcados y con una distribución y forma muy heterogénea a lo largo de toda la suela. También podemos ver que tiene numerosos refuerzos y protecciones en su diseño, siendo el más importante el que recubre el talón.

Estéticamente vemos una zapatilla llamativa con un diseño vistoso pero que nos recuerda una zapatilla más tradicional que una de Trail debido a su joven incorporación en las carreras por montaña.

De apariencia tosca, nos transmite mayor sensación de pesadez de lo que realmente es y no dista mucho con sus aproximadamente 360gr del resto de modelos de otras marcas para zapatillas de similares características.

Algo que llama la atención, es el sistema para guardar los cordones una vez atados y que cada vez se va viendo más en el mercado.

Una vez con ellas en los pies había que salir a probarlas para ver todas sus prestaciones.

MEDIASUELA

Hablábamos de un diseño de la zapatilla de corte tradicional, muy poco diferenciado de una zapatilla de running clásica, hecho que vamos a ver también en la mediasuela en la cual nos encontramos con un drop de 10mm no muy distanciado de otros modelos y marcas para zapatillas que buscan las mismas prestaciones en distancias largas.

La parte intermedia de la mediasuela está compuesta por EVA la cuál va a ser la responsable de la amortiguación y de reducir los impactos en cada pisada. En esta banda intermedia de EVA nos encontramos dos partes bien diferenciadas: por un lado, una parte claramente predominante que va desde el talón hasta el metatarso, en la que encontramos unas líneas horizontales que funcionan a modo de muelle y, por otra parte, una zona algo más reducida que es la que va del metatarso hasta la puntera la cual tiene unos pequeños cortes verticales para facilitar la torsión de esta zona de la zapatilla.

A pesar de la robustez de la zapatilla hay que reconocer que la EVA con la que está formada la mediasuela es bastante blanda por lo que vamos a notar cada pisada, sobre todo en terrenos más técnicos y más duros, desapareciendo estas molestias en terrenos más blandos y más regulares.

LENGÜETA

Al igual que pasaba con la mediasuela, nos encontramos con una lengüeta de corte clásico, sin ser nada del otro mundo, aunque sí que es verdad que está algo acolchada para poder apretar los cordones sin que los empeines sufran. Algo que sin duda vamos a agradecer en nuestras salidas y carreras va a ser el pequeño bolsillo que vamos a encontrar en la parte alta cuya finalidad es la de guardar los cordones dentro y que queden recogidos, evitando que se enganchen con ramas, piedras, etc. Confeccionada con tela con cierta elasticidad va a permitirnos no perder tiempo ni desesperarnos a la hora de guardar los cordones, como puede pasar en otras marcas que debido a que el bolsito es demasiado pequeño y queda pillado al atar los cordones se complica la misión de guardar los cordones, detalle que sin duda vamos a agradecer con tiempos fríos.


SUJECCIÓN

Un cordón tubular como “los de toda la vida” y unos ojales de metal van a hacer que no perdamos tiempo en atarnos las Proton, pudiendo ajustar y apretarnos las zapatillas rápidamente debido también a la amplitud de la zona de la lengüeta. La fácil y rápida accesibilidad a los cordones a lo largo de la lengüeta nos va a facilitar mucho el poder buscar de manera cómoda la presión con la que queramos apretar las zapatillas.

Hecho que en definitiva se va a traducir en una sujeción total del pie en el interior de las Scarpa Proton.

Aunque los cordones no son muy gruesos la presión con la que puede cerrar la zapatilla es alta y, gracias al grosor y acolchado de la lengüeta va a evitar que nos produzca molestias y dolores en el empeine.

Teniendo en cuenta que es una zapatilla pensada y diseñada para distancias largas, vamos a encontrarnos con que la zona de los dedos es algo más ancha para facilitar la circulación de la sangre, el movimiento de los dedos y para evitar que cuando llevemos unas cuantas horas o kilómetros con ellas, los dedos al hincharse no queden comprimidos en un espacio reducido. Los inconvenientes de esta zona más amplia es que en terrenos algo más técnicos, como pueden ser pequeñas trepadas o resaltes de roca, perdemos sensibilidad al pisar transmitiendo una sensación de incomodidad e inseguridad. 

Si a este hecho le sumamos la lluvia o que el terreno este mojado o embarrado, puede llegar a ocasionarnos algún que otro roce en los dedos, pero por lo general en todos los kilómetros que hemos estado corriendo con ellas no hemos tenido ningún problema de este tipo.

Además de todo esto, el pie va a conseguir quedarse en su sitio gracias a los nervios laterales que incorpora la zapatilla, para que a pesar del tejido del upper, los pies no vayan bailando en el interior de la misma. Estos nervios van desde la mediasuela hasta los ojales de la lengüeta.

ACABADOS

Zapatilla recia en la que cuesta ver que tanto la zona interior como la exterior vaya dejando marcas de desgaste. La zona del upper podemos ver que está compuesta por un acolchado en el que su parte exterior esta “agujereada” facilitando la transpiración y ventilación, además de la comodidad que nos va a proporcionar en nuestras tiradas largas.
En la zona interior vemos que el acolchado es grueso, pero no excesivo, y algo que nos ha llamado la atención es que, a diferencia de otras marcas, en la zona del tobillo el acolchado no lleva en su interior ningún refuerzo de plástico, lo que hace que con el uso y desgaste no acabe clavándosenos esta pieza en los maléolos del tobillo, detalle que es de agradecer.



En toda la Scarpa Proton encontramos escasas costuras, lo que da al producto una resistencia mayor y menos zonas de rotura. En la zona exterior del upper las únicas costuras que encontramos son las que unen la lengüeta al resto de la zapatilla en la zona de los metatarsos y en la parte del talón, por encima del refuerzo del talón.

También hay que destacar que los ojales para pasar los cordones llevan pieza metálica, por lo que sin lugar a dudas va a facilitar tanto el atado de los cordones como alargar la vida útil de los mismos.

SUELA

Como es habitual en la marca y en bastantes otras marcas del mercado, nos encontramos con una suela Vibram, en concreto para este modelo la Genesis, con la que la marca nos asegura agarre en todo tipo de terrenos.

Fundamentalmente esta suela se caracteriza por contar con tacos no muy agresivos ni voluminosos, destinados a correr mucho tiempo por terrenos poco técnicos y a velocidades medias, por lo que el agarre se reduce mucho tanto en zonas técnicos como en subidas y bajadas de mayor pendiente y sobretodo si son de gravilla o roca.

En lo que a terrenos mojados y embarrados se refiere, nos encontramos con que la suela nos va a hacer pasar malos ratos ya que el agarre es mínimo y en zonas de barro se van a formar zuecos considerables que tendremos que arrastrar en nuestras zapatillas durante bastantes metros después, a pesar de que la marca nos habla de unos cortes horizontales en la suela para la rápida eliminación de barro de la misma.

DURABILIDAD
  
Después de poco más de 300km con ellas por diferentes tipos de terrenos y velocidades, tanto el upper como la suela presentan pocos rasgos de desgaste. Si que es verdad, que a pesar de los kilómetros realizados con ellas la suela parece que está bastante desgastada, pero esto no es así, ya que de por sí los tacos no son muy prominentes y, lo que ha desaparecido de ellos son los pequeños puntitos de goma que había en ellos. Este desgaste se ha producido mayormente por haber transcurrido con ellas por terrenos de roca caliza bastantes kilómetros y el desgaste tampoco ha sido excesivo para lo agresiva que es este tipo de roca, así como ritmos algo más elevados para los que están diseñadas.
En cuanto al upper, lo que podemos ver es un poco de deterioro del color más vistoso que tenían al estrenarlas, pero también se debe al polvo, tierra y suciedad que va cogiendo la tela.

A pesar de todo esto, sin duda es una zapatilla que tendrá aguante para muchos más kilometro independientemente de por donde vayamos con ellas.


FICHA TÉCNICA DEL FABRICANTE
  • Suela Vibram® Genesis.
  • Drop 10 mm.
  • Media suela EVA.
  • Tejido superior 3D Mesh + TPU.
  • Heel Tension, sujeción en la zona del talón para ayudar a mantener la estabilidad de manera óptima.
  • Peso aproximado de 360 g (½ par talla 42 EU).

CONCLUSIONES
Es una zapatilla polivalente ya que con ella podremos correr largas distancias como también utilizarlas para caminar por la montaña con buenas prestaciones. Pero esta polivalencia tiene un matiz, y es que podemos usarlas tanto para correr tiradas largas a ritmos lentos como para salir a caminar por la montaña siempre y cuando lo realicemos por terrenos homogéneos, pistas o zonas poco técnicas, ya que, si cambiamos estos escenarios, las Scarpa Proton van a perder todos sus beneficios haciéndonos ir más incómodos e inseguros en terrenos más complicados.
Ideales para corredores de peso medio-alto para tiradas largas a ritmos lentos, con las que podremos acumular kilómetros sin apenas darnos cuenta debido a la comodidad y estabilidad que nos van a aportar en los terrenos que comentábamos anteriormente.
Sin que tengan mucho lujo de detalles en su diseño son sin duda unas zapatillas con las que acumular kilómetros tanto en entrenamientos como en carreras siempre y cuando no sean muy técnicas.

A FAVOR
  • Ideales para realizar salidas largas y acumular kilómetros.
  • Varios elementos reflectantes pesando en tiradas largas.
  • Bolso para guardar los cordones.
  • Cordones de recambio.
  • Ojales de metal por los que pasan los cordones.
  • Alta durabilidad en general de la zapatilla.
  • Gran comodidad y estabilidad.
EN CONTRA
  • Hace mucho zueco en zonas de barro.
  • Diseño poco adaptado al trail.
  • Zapatillas con las que vamos a tener que escoger muy bien los terrenos y zonas por los que vamos a ir con ellas.
 Permitida la reproducción integra, y sin animo de lucro citando su autor y procedencia.

martes, 21 de noviembre de 2017

Importancia del uso de los bastones en montaña



IMPORTANCIA DEL USO DE LOS BASTONES EN MONTAÑA

Bastones en la cima del Toubkal
Bien sea por aparentar, por orgullo, por dejadez o simplemente por desconocimiento, no estamos acostumbrados a utilizar los bastones de forma habitual en nuestras salidas a la montaña.  

Hay quien dice que eso es para las “personas mayores”, ya que asociamos muchas veces el uso de los bastones a debilidad física o con personas de avanzada edad, pero esto es por un desconocimiento total de la multitud de beneficios que pueden repercutir de manera importante en nuestra salud.

Los bastones, al utilizarlos, no dejan de ser una extensión de nuestro cuerpo por lo que, en grandes travesías o rutas en las que hay que salvar un gran desnivel, los bastones van a ayudarnos a que el peso de las grandes mochilas que transportamos no vaya directamente todo a nuestra espalda y articulaciones, sino que van a liberarnos en gran medida de esta carga, repartiéndola entre todo nuestro cuerpo.

Al mismo tiempo no solo son un elemento de apoyo que nos ayuda a repartir mejor el peso que tenemos que transportar, sino que también van a hacer que nuestras articulaciones, principalmente las del tren inferior (cadera, rodillas y tobillos), absorban impactos con muchísima menos fuerza en cada movimiento.

El uso de los bastones va más allá de los aspectos beneficiosos para nuestra salud, sino que también, van a repercutir considerablemente en nuestras habilidades técnicas. Los bastones nos sirven como elementos de descarga del peso, pero también como elementos de apoyo. Tenemos ahora cuatro puntos de apoyo con el suelo en vez de dos, por lo que tenemos mayor estabilidad y control de nuestro cuerpo, aunque al comienzo nos costará un poco acostumbrarnos a movernos con dos bastones, sobre todo si normalmente estamos acostumbrados a ir con uno. 

Nos van a ayudar notablemente proporcionándonos mayor estabilidad y equilibrio en lugares mojados, en los que predominen las zonas de hierba, al cruzar o vadear ríos, al ascender o descender rampas de fuerte pendiente e, incluso en nieve y barro, además de un sinfín de situaciones.

Ejemplo del uso de los bastones en laderas con cierta pendiente.
Además de todo esto, los bastones nos pueden servir como elementos de fortuna en caso de accidente o de necesidad de vivaquear. Con ellos podemos construir desde una camilla hasta un refugio en el que resguardarnos para pasar la noche e incluso son útiles en el caso de que tengamos que ahuyentar a algún animal salvaje o doméstico, muy frecuente el caso de los perros encargados de cuidar del rebaño en ciertas zonas de montaña. Otro uso que podemos hacer con nuestros bastones es la construcción de una brújula solar, con la que orientarnos en caso de pérdida.

Todos estos beneficios, nos los proporciona un elemento tan sencillo y básico que se ha utilizado desde nuestros ancestros y que, a pesar de la infinidad de modelos existentes, nos da todas estas posibilidades recogidas en uno pocos gramos de peso en nuestras manos.

Sin hablar de deportes de invierno como son las raquetas de nieve o el esquí en los que es imposible plantearse realizarlas sin ellos. 

Un elemento muy importante de los bastones a tener muy en cuenta y que, por lo general se asocia al invierno, son las rosetas. Encontramos principalmente dos tipos: unas más grandes y con pequeñas hendiduras que hacen que parezcan un “copo de nieve” que se emplean en época invernal y, unas más pequeñas empleadas en época estival. No solamente van a ser vitales en terrenos nevados impidiendo que el bastón se hunda en la nieve, sino que, también, en terrenos embarrados, ríos o pedreras, van a impedir que nuestros bastones acaben enganchados o hundidos en este tipo de terrenos, evitando perder nuestra estabilidad.

Rosetas de diferentes tamaños y formas
No es cuestión de hacernos los “machos” durante unas horas, una ruta o unos días, sino que tenemos que pensar a largo plazo y, sin duda, nuestro cuerpo en general y nuestras articulaciones en particular, nos lo agradecerán con el paso de los años, pudiendo hacer que disfrutemos durante mucho más tiempo de todo lo que nos brinda la Montaña.

Permitida la reproducción integra, y sin animo de lucro citando su autor y procedencia.

Artículos relacionados: